fbpx

Actualmente el comercio electrónico a raíz de la pandemia se ha convertido en una gran alternativa para millones de negocios a nivel mundial, que habilitaron por primera vez páginas web para poder seguir vendiendo sus productos, por ello hoy te daremos algunos trucos infalibles de cómo vender en redes sociales como estos profesionales.

Cabe destacar, que antes del Covid-19, la tiendas en el comercio online ya crecían rápidamente, sin embargo; esta situación ha acelerado más el proceso.

De hecho, según el “Informe eMarketer Global E-Commerce”, en 2020 las ventas de comercio electrónico aumentarán un 36%; convirtiendo a España en el tercer mercado de más rápido crecimiento en el mundo ese año.

Además, de la creación de una página web, cada vez son más las tiendas que cuentan con una estrategia de Social Media; para el incremento de sus ventas a través de las redes sociales.

El hecho es que estas plataformas pueden ayudar enormemente a aumentar la visibilidad de tu empresa; e incrementar la confianza y cercanía del consumidor.

¿Cómo vender correctamente en redes sociales?

Cada vez generar contenido en todas las redes sociales se convierte en un trabajo realmente difícil; pues cada vez las plataformas exigen un contenido más curado, visual y profesional. Por ello lo primero que debes hacer, antes de intentar estar en todas las rede; es aclarar qué quieres vender y dónde lo vas a hacer.

Cómo vender en Redes Sociales

La profesora del Executive Máster en Marketing Digital y E-commerce de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), Carolina Fábregas; nos revela desde cero, algunos pasos para vender como un profesional en redes sociales.

  1. Observa a tu competencia y define objetivos

Antes de intentar aparecer en todas las redes sociales, lo primero que debes hacer es definir tu audiencia; entender completamente tu producto y observar los resultados de la competencia.

Para ello, es importante hacer un “benchmark de la competencia”, donde se identifica a las empresas similares a la tuya; se mapea la presencia del competidor en las redes y se seleccionan las buenas prácticas.

Después de esta fase de análisis, debes tener claro qué quieres vender y en qué plataformas lo vas a hacer. Por ejemplo, si tienes un negocio de moda, te deberías decantar por Pinterest e Instagram y descartar LinkedIn o Twitter. En cambio; si te dedicas a hacer un cambio de imagen, TikTok es la plataforma indicada.

  1. Conoce qué le gusta a tu comunidad

Después de elegir una red social, el siguiente paso es conocer su comunidad. Esto lo puedes hacer a través de las analíticas que te proporcionan las redes sociales, todas las tienen.

Con esas herramientas averiguarás cómo se comportan tus usuarios para tomar decisiones de organización como; cuándo publicar, qué contenido seguir haciendo y qué no, invertir en una campaña de publicidad, entre otras.

Con esta información te das cuenta de si funciona tu estrategia de comunicación: si es mejor hacer historias que publicaciones; si a tu comunidad le gusta las encuestas, promociones y sorteos, los productos más baratos o caros.

  1. Analiza las métricas

Esta etapa es crucial. Además de analizar las preferencias de sus seguidores, también debe comprender el crecimiento de la comunidad; qué usuarios vas perdiendo, cuál es tu rango de engagement, cuánta participación tienes, cómo responde el público al contenido que propones y lo más importante, cuántas ventas te genera.

  1. Apuesta por el contenido audiovisual de calidad

En una era en la que la sociedad se está acostumbrando cada vez más a consumir contenidos altamente cuidados; invertir en contenidos audiovisuales de alta calidad es fundamental. Actualmente hay centenares de herramientas que te permiten editar tus propios vídeos; así como adaptarlos a las diferentes redes sociales.

Invertir en buenas fotografías y vídeos es fundamental; pero también lo es conocer la propia dinámica de cada red social. Por ejemplo, debes saber que en las historias de Instagram no pueden durar más de 15 segundos, y en TikTok una pieza más corta tiene más engagement que una larga. Muchas veces “menos es más”.

  1. Segmenta a tu comunidad

Una de las cosas que te permite hacer la publicidad; es fraccionar a tu comunidad en función del momento en el que se encuentre cada usuario. Por ejemplo, si una persona está mirando coches, solo debes darle información. En cambio, si otra persona ya ha decidido que quiere comprarse un coche de una determinada marca; le darás una información más detallada.

Por tanto, es importante ir definiendo el mensaje según el momento en el que esté cada persona de tu comunidad.

Esto es posible realizarlo también con las métricas de cada red social.

Abrir chat